El agua para riego agrícola se ha reducido un 14% desde el año 2000, según Fenacore

El uso del agua para riego agrícola se ha reducido un 14 por ciento desde el año 2000 como ha asegurado este miércoles 8 de junio el presidente de la Federación Nacional de Regantes (Fenacore), Andrés del Campo, en el XXXIV Congreso Nacional de Riegos que se celebra en Sevilla.

 

Del Campo ha añadido que, el volumen de consumo neto se sitúa en 14.500 hectómetros cúbicos anuales, lo que supondría una reducción de más de 2.360 hectómetros cúbicos en este periodo, con los que se podrían llenar alrededor de 100.000 piscinas olímpicas.

El presidente de la federación explica que este proceso se debe a la modernización de los regadíos a través de la transformación de los tradicionales sitemas de regadío en sistemas de goteo, un proceso que se ha realizado junto a las administraciones públicas con una inversión de 5.000 millones de euros.

En relación a otros países, España se sitúa a la cabeza en cuanto a ahorro de agua en los cultivos agrícolas, al producir más productos con menos agua en 3,6 millones de hectáreas con un 49,3 por ciento de riego localizado, en contraste con las 66 millones de hectáreas de China y su 1,2 por ciento de riego localizado, según los datos de la federación.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) calcula que en 2050 la producción agrícola tendrá que elevarse en un 60 por ciento en países en vías de desarrollo para poder abastecer a la población mundial, hecho que solo podrá realizarse con procesos de regadío adecuados.

Según el presidente de Fenacore, para elevar la producción española será necesario un apoyo mayor impulsando otros sectores como la biotecnología.

Deja un comentario

*