Costes a tener en cuenta al instalar un sistema de riego

Es recomendable evaluar la inversión inicial así como los procedimientos antes de instalar un sistema u otro.

Los pívots se caracterizan por su larga vida útil, eficiencia y por reducir la mano de obra a principio de la campaña. El coste por año es de solo 5 euros por hectárea

Al hacer un análisis de costes para diferentes sistemas de riego -como pueden ser pívot, riego por goteo y aspersión con cobertura total- van a influir algunos parámetros:
Superficie a regar. Superficies muy pequeñas favorecen al riego por goteo y la aspersión frente al pívot de riego que baja su coste por hectárea a medida que la superficie aumenta.
Tipo de cultivo. Los cultivos extensivos conllevan un mayor coste por hectárea en el riego por goteo, ya que las líneas van más cerca que en el caso de cultivos de viñedo o frutales, y por tanto precisan de un mayor número de líneas de tuberías.
Tipo de suelo. En los más ligeros las líneas de goteo tienen que ser instaladas más próximas, ya que el bulbo de agua es mucho más estrecho que en un suelo más pesado, lo que incrementa el coste por hectárea.
Calidad y agua. Nos va a determinar el grado de filtrado que precisamos en la instalación, para no tener bloqueos de emisores (goteros, emisores, aspersores…).
Orografía del terreno. Terrenos con grandes pendientes pueden hacer no recomendables algunos sistemas de riego, por el arrastre y erosión por escorrentía.
Teniendo estos parámetros en cuenta, vamos a fijar otros para hacer una estimación de costes de inversión. En este caso fijaremos las siguientes premisas: superficie a regar de 20 hectáreas, el tipo de cultivo es maíz, se trata de suelo franco arenoso, agua de buena calidad, terreno con ligeras pendientes inferiores al 3% y toma de agua a linde de parcela.
En estas condiciones comparamos los siguientes sistemas de riego (pívot central de 20 hectáreas, riego por goteo en superficie y cobertura total de AL a marco 12×15).
El coste energético sería mayor en el caso de la aspersión, y muy similar en el pívot frente al goteo.
MERCADO DE SEGUNDA MANO
En el caso de la adquisición de sistemas de riego de segunda mano, se debería de tener en cuenta los siguientes aspectos:
Pívot central. Cuando adquirimos un pívot de segunda mano, el coste final no se queda en el precio que hemos pagado por él al antiguo propietario, sino que hay que añadirle las siguientes partidas (que en algunos casos son muy elevadas): el desarmado del pívot viejo, el transporte hasta la nueva localización, la reposición de piezas que no se pueden reutilizar en general (como es el caso de juntas de goma y tornillería), la reposición de elementos que pueden estar dañados o degradados (tuberías -no se conoce el estado exacto hasta que se desarma el equipo-, sistemas de alineación, carta de emisores, neumáticos, reductoras y motores -los sinfines pueden estar altamente desgastados o sin aceite- y rearmado y puesta en marcha del pívot en el nuevo emplazamiento.
Esto es importante tenerlo en cuenta porque, en equipos muy viejos o muy mal mantenidos, la diferencia real final entre un equipo nuevo y uno de ocasión probablemente no difiera en más de un 20%.
Aspersión. En el caso de la cobertura total en aluminio, los tubos y accesorios se mantienen durante mucho tiempo si se han tratado bien. En este caso, lo más importante es asegurarse de la compatibilidad del material que se compra con el material que ya tenemos en nuestra explotación.
Riego por goteo. No hay mucho mercado de segunda mano en riego por goteo, ya que las generales suelen estar enterradas y la cinta de goteo se tiene que reponer cada año o cada dos años. Por tanto, lo que se podría recuperar es la estación de filtrado y el equipo de fertilización. A este respecto se recomienda que se aseguren de que la capacidad de estos dos componentes sea la adecuada a la nueva explotación.
Por estas razones, es muy recomendable que se analice y evalúe en su totalidad un equipo de ocasión antes de la adquisición.
Algunas parámetros a tener en cuenta.
Algunos parámetros a tener en cuenta.

 

Costes de inversión aproximada en el sistema de riego (sin incluir la bomba, ya que su coste dependerá de cuál sea el origen del agua: pozo, canal, balsa, red presurizada u otros.

 

 

Fuente: www.universidadderiego.com

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.