Rutinas de mantenimiento para que tu pivot de riego dure décadas

Los pivots de riego marca URAPIVOT son sistemas muy seguros y eficientes, con una larga vida útil que permite amortizar su inversión inicial rápidamente. Aún así, deberían cumplirse ciertas rutinas de mantenimiento y control de seguridad para optimizar la eficiencia en sus aplicaciones de riego y evitar accidentes a lo largo de los años. Se trata de cinco tareas que apenas implican esfuerzo para el operario y siempre merece la pena tener controladas:

  1. Mantenimiento general. Inspección visual de los neumáticos, tuercas, sujeciones de drop, fusibles, motorreductores… Un fusible quemado o mal instalado podría, por ejemplo, provocar que un Pivot entero colapsara. Un neumático en malas condiciones también podría detener todo el sistema.
  2. Daños por tormentas a causa del viento y de los rayos. Las vibraciones causadas por vientos fuertes pueden soltar o fatigar los metales de la estructura. Un rayo podría dañar los componentes eléctricos. De modo que deben inspeccionarse las señales o marcas de fuego en los paneles principales, o transformadores quemados en los postes eléctricos. Un rayo puede dañar la caja de fusibles, transmitiendo la carga eléctrica por los componentes metálicos del Pivot, algo que podría llegar a ser mortal.
  3. Daños causados por roedores en las cajas eléctricas. Si las ratas o los ratones de campo encuentran la forma de entrar dentro de una caja eléctrica, pueden morder el revestimiento de los cables. Esto impide el buen funcionamiento de la máquina y podría provocar descargas a los operarios, por lo que hay que sustituir los cables mordidos para que el sistema vuelva a estar operativo. Igualmente, hay que revisar que no aniden insectos en las cajas eléctricas de tramo que puedan impedir el contacto entre los terminales eléctricos de los contactores.
  4. Toma a tierra incorrecta. Debe implementarse correctamente la toma a tierra del Pivot, de las cajas eléctricas y de los transformadores. La seguridad es esencial. Una varilla para enterrar puede costar 20€, una inversión mínima cuando hablamos de la seguridad de las personas. Deben instalarse correctamente en el panel principal del control de la máquina y en las cajas eléctricas anexas si las hubiera. La empresa suministradora de la energía eléctrica trifásica se encargará de la toma a tierra de los transformadores.
  5. Robos de cobre. Siempre es mejor hacer una inspección visual antes que esperar a encender el sistema y encontrar entonces los problemas.

Además de estos 5 puntos, el operario debería también mantener una cierta limpieza en las cajas eléctricas, en los disyuntores y en los fusibles, que se seleccionarán en función del voltaje y el amperaje empleados. Un electricista debería también revisar los terminales de los cables en los cofres, asegurando que no están sueltos y hacen buen contacto.

 

 

Fuente: www.grupochamartin.com

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.