(Nueva Zelanda) Los beneficios del riego agrícola en Northland

Fuente: www.nzherald.co

Las opiniones oficiales sobre los beneficios potenciales del riego para la economía agrícola parecen entrar en conflicto apoyando un informe que predice una mayor expansión en ganancias de frutas, hortalizas y pastoreo.

En febrero del año pasado se afirmó que la topografía del Norte no permitía el almacenamiento a gran escala ni los regímenes de riego.

Y la palabra “regadío” apareció sólo cuatro veces en el Plan de Acción Económica, lanzado por tres ministros de gobierno de Nueva Zelanda a principios de este año.

“Todos los que viven aquí saben que tenemos abundante lluvia”, dijo el ministro Peters.

“Sin embargo, podemos ir de la fiesta a la hambruna rápidamente, como lo atestiguan las cuatro sequías de los últimos ocho años”.

Elogió el Estudio de Infraestructura Estratégica de Regadío de Nueva Zelanda, terminado en diciembre del año pasado con financiamiento del Fondo de Aceleración de regadío de la Industria Primaria.

“Esto parece ser una de esas cosas raras, dinero público bien gastado”, añadió Peters.

Sólo el 1,3% de tierras de cultivo en Nueva Zelanda es regado.

El estudio de la infraestructura demostró que había potencial para llevar a cabo una infraestructura de riego del 15% de las tierras agrícolas de la región, que Darryl Jones, economista del Consejo Regional de Northland (Nueva Zelanda), sugirió que podría contribuir hasta $247millones más cada año a la economía Northland y generar 3.400 empleos a tiempo completo.

 

Deja un comentario

*